Descendencia

Eran principios del mes de Julio de año  1981 cuando en una convivencia previa a una boda de un familiar Pelayo en la ciudad de Colima, estando reunidos los primos Pelayo (Alfonso y Fausto Pelayo Pelayo y Nacho Pelayo Pelayo) le lanzaron una flor a una bella dama, por lo que le comentaron a Fausto que el halago  que había dicho lo dirigió a una sobrina, y comentaron entre si que como era posible que entre los mismo parientes no nos conociéramos. Y partiendo de ese hecho se les ocurrió a los hermanos Alfonso y Fausto, lanzar una convocatoria de reunión en sus hoteles a todo el que llevara el apellido PELAYO para el mes de septiembre de 1981.

Y cuál fue la sorpresa en aquel entonces de que los Tíos Alfonso y Fausto se vieron en la necesidad de improvisar alimentos y convivencias pues no creían que iba a tener tanto éxito la idea que habían  planeado. Y a partir de esa reunión se cito para el año siguiente a un festejo en Guadalajara, con un poco mas de organización, para estar preparados de acuerdo al numero de asistentes, siguiendo así los éxitos  en los años posteriores.

OBJETO SOCIAL

  1. Promover los vínculos de amistad y solidaridad entre todos los integrantes de la estirpe Pelayo.
  2. Promover actividades recreativas y culturales entre los afiliados, procurando el mejoramiento integral de la descendencia Pelayo.
  3. Promover la relación entre los asociados fomentando entre ellos una conciencia familiar y social con el fin de lograr que la actividad de sus agremiados se proyecte de forma efectiva a la comunidad. Dignificando, defendiendo y progresando espiritual y material a todos los asociados; manteniendo y alimentando el prestigio y la actividad profesional de los miembros.
  4. Promover el otorgamiento de becas, seminarios, exposiciones, cursos convivencias y demás eventos de cualquier ramo de la ciencia, el arte y el recreo.

Se estipuló entonces, que cada 5 años se repitieran dichas Pelayadas en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa,  Siendo cada año la sede en diferentes lugares,  según lo proponga el presidente elegido en turno.

 

Los Pelayo

La familia mexicana se ha distinguido por los fuertes lazos que la unen. La familia Pelayo siempre se caracteriza también por la unidad; en los años que siguieron a su establecimiento en la Nueva Galicia, nuestros antepasados residieron en una región muy definida, Ayutla, Santa Rosalía y poblaciones vecinas. Después dela revolución de 1910 se extendieron a Autlán, la costa de Jalisco y Guadalajara, posteriormente se inició la emigración a la ciudad de mexico y los estados unidos. Sin embargo la información recopilada hasta ahora muesra de un tronco común, don Pedro Pelayo y el Doña Josefa de Villegas cuyos nietos fundaron Santa Rosalía y el Palmar de los Pelayo.

escudo pelayo

 

Todos sabemos algo de nuestra familia, pero conocemos mejor a los parientes que aún viven. Relatamos sus éxitos y logros y estamos orgullosos de los personajes más destacados. Muchos de nosotros hemos convivido con nuestros abuelos y tal vez haya quienes tuvieron la suerte de conocer a sus bisabuelos. Si para nosotros ha sido difícil descubrir el origen de nuestros antepasados, debemos pensar en el futuro y dejar información para nuestros descendientes: fotografías, cartas, diarios y sobre todo un árbol genealógico, son fuentes valiosas para conservar la historia familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *