Asturias

On 27 septiembre, 2013 by admin

Asturias

El Principado de Asturias (en asturiano, Principáu d’Asturies; en eonaviego, Principao d’Asturias) es una comunidad autónoma uniprovincial de España. Situada en el norte de España ocupa un área total de 10.603,57 km², en el que habitan 1.081.487 personas (INE, 2011).5 Fronteriza al oeste con la provincia de Lugo (Galicia), al norte con el mar Cantábrico, al este con Cantabria y al sur con la provincia de León (Castilla y León). Recibe el nombre de Principado por razones históricas, al ostentar el heredero de la Corona de España el título nobiliario de «Príncipe de Asturias». Su capital es la ciudad de Oviedo, mientras que Gijón es su ciudad más poblada.

Asturias coincide históricamente con la antigua comarca de las Asturias de Oviedo, contigua a las Asturias de Santillana. Con la división territorial de Javier de Burgos en 1833, la comarca de las Asturias de Oviedo se convirtió en la provincia de Oviedo, absorbiendo una porción del territorio de las Asturias de Santillana, e integrándose la mayor parte de estas últimas en la provincia de Santander, posterior comunidad autónoma de Cantabria.

Asturias según su Estatuto de Autonomía está considerada comunidad histórica en su artículo 1. Posee un órgano de autogobierno medieval llamado Junta General del Principado fundado en el año 1388, como consecuencia de su transformación en Principado por orden de Juan I de Castilla. También posee un idioma propio, el asturiano o bable, lengua que, aún no siendo considerada lengua oficial, posee un estatus jurídico similar al de oficialidad.

Bandera de Asturias 

El origen de la bandera no esta documentado, no obstante ésta se remonta a la epoca de la invasión napoleónica, cuando la Junta General del Principado de Asturias se declara soberana y crea un ejército para responder a los invasores.

La Bandera del Principado de Asturias esta formada por la Cruz de la Victoria en amarillo sobre fondo azul, de los brazos de la cruz cuelgan las letras griegas alfa en mayúscula y omega en minúscula, cuyo significado es principio y fin. Con esta bandera Pelayo vencio a los Moros.

La explicación del porque Alfa es mayuscula y Omega minuscula no se sabe, pero asi se encuentra en las pinturas de San Julián de los Prados e ilustraciones antiguas.

Tipos de Bandera de Asturias

Don Pelayo en Asturias 

Pelayo era un noble visigodo que iba en el ejército del rey Rodrigo. Consiguió  escapar vivo de Guadalete huyendo  a Toledo primero y a los Picos de Europa después.

El despliegue musulmán por la Península Ibérica fue extraordinariamente fácil y rápido, tanto por parte de Tariq ben Ziyad «el Tuerto» como por su jefe al año siguiente, 712,  Musa b. Nusayr. Lo que habla de la existencia de la falta de cohesión de la población con los visigodos, que parte de los pobladores que veían con buenos ojos la llegada de musulmanes, sobre todo los judíos que habían sido maltratados por los visigodos tras el III Concilio de Toledo y la conversión al catolicismo de Leovigildo y su hijo Recaredo y, por último, la existencia de la trama traidora de los viticianos.

En sólo dos años, casi toda la Península Ibérica estaba bajo el control de musulmán. En cada área había un gualí o gobernador, dependiente del  gobernador general que tras Musa Ben Nusayr fue su hijo Abd al-Aziz.  El gobernador musulmán Munuza  ubicado en Gijón a fin de cobrar impuestos a los montañeses, según dice la leyenda estaba enamorado de la hermana de Pelayo. Hizo prender a éste  y lo envió cautivo a Córdoba de donde consiguió escapar en el año 717.

Pelayo volvió a Asturias en el 717 en tiempos del valí de Córdoba al-Horr. Entró en contacto con el Duque de Cantabria. Casó a su hija Ermesinda con el hijo de aquél, a Alfonso y juntos organizaron el germen de la resistencia  de Cántabros y Asturianos a los musulmanes.

 

Los habitantes de las montañas, fuertes defensores de sus costumbres, de su economía y de la distribución y ejercicio del poder según sus tradiciones, se convirtieron en la «resistencia» a los que desde fuera de sus valles pretendía alterar el «status quo».

 

 

Don Pelayo liderará el nacimiento del Reino de Asturias desde el 718  al 737 para ser sucedido a su muerte por su hijo Favila.  A la llegada  de Pelayo a la montaña se produjo un «concilium» donde fue elegido como el líder que pusiera fin a los problemas con los musulmanes.    

Cruz de la Victoria

Esta es una joya del prerromanico asturiano, guardada en la Cámara Santa de la Catedral de San Salvador de Ovideo y convertida en símbolo de Asturias, cuyo logo es parte principal de la bandera.

La Cruz de Victoria es una cruz latina de madera de roble recubierta en oro y piedras preciosas. Tiene los brazos ensanchados por los extremos y un poco relicario en su centro de unión.

Ha sido echa por orden de Alfonso III a principios del siglo X como donación a la Catedral de San Salvador de Ovideo, como se indica en el reverso de la Cruz, junto con la interesante inscripcion en Latin «HOC SIGNO TVETVR PIVS. HOC SIGNO VINCITVR INMICVS» («Con este signo el piadoso es protegido. Con este signo el enemigo es vencido»).

Asi es la conocida leyenda en la que Pelayo llevo consigo la Cruz en la batalla de Covadonga y obtuvo la victoria.

En el conocido Puente Romano de Cangas de Onis se puede ver una reproducción de la Cruz de la Victoria.

 

 Covadonga

La historia dice que Cangas fue la primera capital de un primitivo Reino de Asturias y que, en sus valles, Don Pelayo inicióla Reconquista. Susímbolo es el puente medieval que salva las aguas del Sella, a la derecha de la carretera que serpentea desde Arriondas. Hoy agrupa una mayoría de comercios tradicionales y empresas de turismo activo orientadas a los visitantes que atrae el Parque Nacional de los Picos de Europa.

SANTUARIO DE COVADONGA

La subida hasta los lagos de Enol yla Encina, en el macizo occidental de los Picos de Europa, tiene una parada imprescindible: la visita ala Basílica dela Virgen de Covadonga y a la gruta donde se venera la imagen de la patrona del Principado. El paraje resulta espectacular y siempre acuden peregrinos a rezarle ala Santina. De camino a los lagos, hagan un alto en el Mirador dela Reina: si está despejado la panorámica merece la pena.

httpv://youtu.be/1oT5vmV1GRg

Basilica de Cobadonga

Estatua Don Pelayo

Santuario de Cobadonga

‎tienda de subenirs

Tienda de regalos

imagen de la cueva con la virgen

Altar de la virgen

Camino a la cueva

Camino a la cueva

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Abasi

httpv://youtu.be/-zg1-GlugKM

CUEVAS DE TITO BUSTILLO

Sus pinturas rupestres la convierten en una de las tres más importantes de Europa. Las visitas a la gruta están limitadas a un máximo de 360 personas diarias para evitar daños. Lo mejor es madrugar para conseguir la entrada el día elegido –abre de 10 a 16.30 h., hasta el 15 de septiembre–, o hacer la reserva en http://www.princast.es/cultura/yacimientos.

Y no dejar de visitar la Cuevona de Ardines: de acceso gratuito, abre todo el año.

Santuario Cobadonga

Cangas de Onis

Cangas de Onís hizo su aparición entelar en la historia exactamente en el siglo VIII, a raíz del triunfo de Pelayo y sus tropas sobre la columna expedicionaria árabe mandada por Alkama en la batalla de Covadonga, donde se habían refugiado los rebeldes astures, episodio luego resaltado por las Crónicas y tenido como el origen del Reino de Asturias y de la conocida Reconquista.

Ésta ciudad puede sentirse orgullosa de ser la puerta de entrada al Parque Nacional de los Picos de Europa y a Covadonga además de contener una joya muy preciada: un puente de origen romano y reconstruido en la edad media del que cuelga en su arco principal una réplica de la Cruz de la Victoria. Esta cruz es una joya del prerrománico asturiano, guardada en la Cámara Santa de la Catedral de San Salvador de Oviedo y convertida en símbolo de Asturias.

Puente de Cangas

Se trata de una cruz latina con alma de madera de roble recubierta de oro y piedras preciosas. Tiene los brazos ensanchados en sus extremos y un pequeño relicario en su centro de unión. Fue hecha por orfebres procedentes del reino franco durante el reinado de Alfonso III, quien ordenó su elaboración a principios del siglo X como donación a la Catedral de San Salvador de Oviedo. Tiene grabado en su reverso la inscripción en latín “HOC SIGNO TVETVR PIVS. HOC SIGNO VINCITVR INMICVS“ (Con este signo el piadoso es protegido. Con este signo el enemigo es vencido). Lo característico de esta cruz son, a parte de sus piedras preciosas, la primera y última letra del alfabeto griego que cuelgan de sus brazos: Alfa y Omega, simbolizando el principio y el fin. Ésta, es la cruz que aparece en la famosa bandera Asturiana.

Según cuenta la leyenda es la cruz que llevó Don Pelayo en la batalla de Covadonga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *